Poesia y Versos Cotidianos
 
Poesia y Versos Cotidianos
Poesia impregnada de sexo y amor
Album de fotos
Poesia provocada por el deseo
Poesia y Versos Cotidianos
Poesia y Versos Cotidianos
 
imagen
LA CANCION DEL HALCON NEGRO Y LA CENTELLA
(En recuerdo de un 26 de Febrero)

Ante la veloz centella del azul firmamento,
el metálico halcón negro dueño del viento,
que surcaba los aires en el horizonte lejano,
se sintió lento como débil paso de anciano...

Pájaro de alas giratorias y faz de gladiador
tildado de arma invencible de uso infalible,
capaz de avanzar en cualquier dirección
y de permanecer en los aires inamovible;
despegar y navegar con gran aceleración,
y en escaso tiempo accionar su gran rotor;

Dragón de leyenda y as de gesta épica,
apto para superar condiciones adversas
de clima y de conflictiva acción bélica;
presto para atacar con todas sus fuerzas
con equilibrio, garra y energía cinética;

Alado gigante de esplendor y poderío,
con rápida reacción y airado señorío;
helicóptero de combate más avanzado
diseñado para asalto aerotransportado;
vencedor de la niebla más gris y espesa
alardea de acerada y hercúlea fortaleza,
y con arrogancia, presunción y vanidad
desafía a la naturaleza y a la gravedad...

Pero, enfrentado a la rauda centella
de luz irisada y apariencia más bella,
nuestro ligero e ingenioso vehículo,
se sintió como el más lerdo y nulo.

Y la centella, con humildad, brillo,
intensidad luminosa y sencillez,
exenta de exornación y artificios,
una gentil mirada otorgó al halcón
con estelas de color ámbar amarillo;
Apacible, munificente y sin altivez,
la centella rememoró sus inicios
y desapareció cual fugaz exhalación...

En su interplanetaria ruta, la centella
días felices de amor y ternura recordó
con pasión y felicidad,
y añoró a aquella mujer dulce y bella,
regalo de lealtad;
y, muy dulce y angelicalmente, sonrió...

Del halcón negro, la luz de centella evocó
a aquel de esa especie que un día piloteó
y que con destreza le dirigió la trayectoria
por los amplios cielos de la batalla y la victoria;
hasta esa decisiva hora de lucimiento y gloria,
cuando halcón y piloto por orden de la Divinidad,
partieron hacia la eternidad...

Volaron mas alto, más rápido y más lejos...

CAMILO OSORIO 25 de Febrero de 2005, MONTREAL



Imagen
DIAS ENFERMOS

Sin ti, estos putos dias y noches han estado podridos y torpes,
con deterioro monótono del cielo y letargo estupido de mis sentidos
a veces no reconozo mi imagen ni mis pensamientos, ¿será por el golpe?
es como si hubiera caido en un hoyo obscuro sin fondo y torcido
habitado unicamente por el bullir y trepidar de este pais del norte,
todo el peso del fin del día se instala en mi mente agobiada en ruinas,
sin tu vagina soy como una luz que se oscurece sin decir oxte ni moxte
y mi memoria parece desmantelada a causa de esta insoportable rutina.

Este ha sido un tiempo irregular de trayectorias confusas
con formas ruidosas de silencio y orbitas perdidas en la lejania,
a la vez crecen los deseos tangenciales de romper el tiempo, las musas,
la distancia, los hábitos, las costumbres, los prejuicios, las normas y las manias,
tirar todo a la mierda y abandonar el real obtuso para entrar en lo desconocido,
caminar en lo secreto, en lo contradictorio, en la locura, en lo deliciosamente intimo,
con el animo de gozar de verdad y exigir más el poder de los sentidos
rediseñando mi verdadera existencia junto a ti, será rentable y óptimo
explorar goces y métodos desconocidos para seducirte y cautivarte;
no sé si me entiendas, quizas estoy rayando en el desvario y la locura,
bueno, te he pensado mucho con ternura y afecto, viviré para cuidarte
anoche mirando a la luna me nació la idea de vivir de aventuras...

CAMILO OSORIO

 
POESIA DE GESTO COTIDIANO
imagen
 
DELIRIO Y MARTIRIO

La jauria de sonrisas secretas
llegó evocando a la flaca mujer
de vagina indiscreta y dulces tetas
torneadas con pecado y placer
en noches de sudor y perfume;
ella, capturó mis anhelos
con gemidos de alto volumen
y movimientos certeros
de gluteos y caderas
como danza afrodisiaca
por curvilineas laderas
de lujuria maniaca,
con arrebatadora afición
al sexo loco sin final
bebió toda la emulsión
de mi alambique seminal
llevando a mi diapasón
por levitación y delirio
al edén musical de ilusión,
para luego caer al martirio
con su repentina partida
presurosa por volver a casa
de donde salió escondida
para amar a ultranza.

CO
imagen
EL PARQUE

Mientras la nieve hacia otros inviernos partía,
alegres los árboles y el prado se divertían;
Caía la fina lluvia y un hombre caminaba
recordando a cada paso a su amada
mientras la fría tarde primaveral presurosa moría,
el tedio y la soledad fatídicamente se comprometían
en el gran parque, y el hombre, afanosamente buscaba
entre monótonos aromas, una fragancia añorada;

Entre senderos de ásperos arbustos y árboles sin hojas
él caminaba triste al evocar lejanas caricias,
llegó hasta un viejo y oscilante puente de madera
y allí, el viento conmovido le habló de ella;
Luego, atravesó un jardín absurdo de grises congojas
y halló muertas las hojas de un diario infiel sin noticias;
Aburrido, el infeliz salió del parque con rumbo a la ladera,
mientras el tulipán enamoraba a la catleya.

CAMILO OSORIO
Escríbeme
Me interesa tu opinión